Las Casitas dan una sensación de amplitud y se disfruta cada espacio y cada detalle. Consisten en espacios abiertos y zonas parcialmente divididas. Todas cuentan con una pequeña cocina básicamente equipada, en la cual se puede preparar una deliciosa cena o botana para ir a la playa o estar en la zona de alberca.

Dada la colonia tranquila en la que se localiza el hotel, está planeado para parejas de cualquier edad, y en algunas habitaciones se permiten hasta 2 menores sin cargo extra. La playa se localiza a sólo 10 minutos caminando, permitiendo el disfrute durante el día y la tranquilidad durante la noche.